Corporación Educativa y Cultural Simón Bolívar/Colombia

http://www.corporacionsimonbolivar.org

  • slideshow html code
1 2 3 4 5 6

Los cinco flagelos que no dejan ser felices a las niñas en el país

Compartimos un artículo publicado en El Tiempo, que muestra algunas de las problemáticas de las niñas en el país.

Los cinco flagelos que no dejan ser felices a las niñas en el país

Alerta por casos de violencia sexual, trabajo infantil, embarazos, discriminación y reclutamiento.

En Colombia tener una infancia plena ya es un reto, pero resulta aún más difícil si se es niña. Así lo plantea la Fundación Plan, que a propósito del Día Internacional de la Niña, que se conmemora el 11 de octubre, elaboró el informe ‘Por ser niña’, en el que revela los obstáculos que enfrenta esta población.

Situaciones como embarazo adolescente, trabajo infantil y falta de oportunidades en educación son algunas de las barreras que impiden el desarrollo integral de las niñas en Colombia.

Pero es la violencia, en sus distintas manifestaciones, la que más preocupa. Y en ese sentido, los indicadores de abuso sexual siguen siendo los más alarmantes. (Lea también: 'La ley jamás les llega cuando son abusadas’: Fundación Juanfe).

El informe Forensis 2013 de Medicina Legal muestra que al día se practican exámenes medicolegales por presunto delito sexual a 40 menores, es decir 1,7 niñas por hora. En el año se les practicó dicho examen a 14.920 niñas.

Gabriela Bucher, presidenta ejecutiva de la Fundación Plan en Colombia, insiste en la necesidad de empoderar a las niñas y reconoce que para abrir ese camino deben aparecer cambios que se traduzcan en la eliminación de flagelos como la violencia, la explotación y el abuso sexual, el trabajo doméstico y la desvinculación de las niñas del conflicto armado. (Vea el gráfico: Lo difícil que es ser niña en Colombia).

De acuerdo con Cristina Plazas, directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familia (ICBF), se estima que el 38 por ciento de las niñas entre 16 y 19 años ha sido víctima de alguna forma de violencia, incluida la sexual.

Plazas dice que del total de las denuncias de abuso sexual contra menores de edad, el 89 por ciento corresponde a niñas, e insiste en que hay que creer en los niños cuando hacen denuncias sobre agresión. “Esas palabras son las más sinceras, valientes e importantes que cada niña o niño víctima puede expresar”, añade Plazas.

De acuerdo con cifras del ICBF, una de cada cinco jóvenes entre los 15 y los 19 años en Colombia es madre o está embarazada. Producto de esto, al año nacen cerca de 159.000 bebés de madres adolescentes.

Para Mario Gómez, director de la Fundación Restrepo Barco, el tema sexual se aprecia en la violencia intrafamiliar. Cita, por ejemplo, que el 22 por ciento de los embarazos adolescentes son producto de incestos o relaciones sexuales con conocidos.

En el 2013, según Medicina Legal, se registraron 5.186 casos en los que las menores de edad fueron víctimas de violencia intrafamiliar.

Los síntomas de violencia intrafamiliar también aparecen como amenazas para ejercer control. Esto ocurre en el 68,2 por ciento de las niñas mayores de 15 años con compañero permanente o esposo.

El reclutamiento

También es preocupante, de acuerdo con los expertos en infancia, el hecho de que las niñas además de que padecen el reclutamiento forzado por parte de grupos al margen de la ley, son consideradas objeto sexual por comandantes de grupos guerrilleros y de bandas criminales.

El Bienestar Familiar reporta que entre 1993 y 2013 se desvincularon de grupos armados al margen de la ley 5.330 menores de edad, de los cuales el 72 por ciento son niños y el 28 por ciento, niñas.

Otro de los flagelos que deben enfrentar las niñas se encuentra en el entorno escolar. En ese espacio, según Plan, la discriminación se constituye en una situación de violencia. Las niñas menores de 10 años son las más afectadas por agresiones de sus compañeros, con un 64 por ciento, frente al 50 por ciento en mayores de 14 años.

“Las niñas crecen con un menoscabo en sus derechos de participación. Hay machismo que les impide hablar en sus espacios, porque de alguna manera se privilegia la voz de los niños”, critica Gómez.

Esa discriminación también se ve reflejada en el hecho de que 599.388 niñas entre los 5 y 16 años de edad están fuera del sistema educativo.

Por si fuera poco, las menores se enfrentan a tener que trabajar tanto en el hogar como en la calle. En el 2013, según el Dane, 1’091.000 niños entre 5 y 17 años trabajaban.

Cristina Plazas considera que lo que ocurre con las niñas es un reflejo de cómo los entornos protectores de esta sociedad (familia, maestros, comunidad, Estado) deben redoblar esfuerzos por hacer cumplir la Constitución y el Código de Infancia y Adolescencia para que se favorezca la protección y la garantía de derechos para la niñez.

Sin embargo, Gabriela Bucher considera que la estrategia para tumbar las barreras que dificultan el desarrollo de las niñas es la educación, pues con ello se impacta de manera positiva la reducción de la pobreza y se empujan el crecimiento económico y el desarrollo social de sus comunidades.

‘Educación es el camino para cerrar brechas’: Plan

Erradicar el maltrato, la violencia y la discriminación es solo una de las deudas del país con las niñas. Pero más allá de castigos a los agresores, son necesarias políticas de desarrollo que impulsen su participación y les garanticen espacios de igualdad en la sociedad.

Informes de la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo (Ocde) evidencian que los países que tienen el menor número de niñas vinculadas al sector educativo están al final de la lista de índices de desarrollo humano.
La educación es precisamente uno de los ejes que la Fundación Plan plantea en su informe ‘Por ser niñas’, como ruta para que las futuras generaciones de mujeres puedan mover el mundo.

Según Plan, un año adicional de educación representa un incremento en el ingreso de las niñas –cuando sean adultas– de entre el 10 y el 20 por ciento. Esto, sin duda, acelera la ruptura del ciclo de pobreza.

“Las niñas con más educación tendrán la oportunidad de una mejor vida para sí mismas y para sus hijos e hijas, una comunidad más próspera, una mejor fuerza laboral y una nación más rica”, dice Gabriela Bucher, presidenta Ejecutiva de Plan en Colombia.

Sugiere que en los currículos escolares se enseñe a niños y niñas sobre igualdad de género, para que desde la base se impida la discriminación.

Martha Lucía Rubio, asesora en juventud del Fondo de Población de Naciones Unidas, enfatiza también que las niñas deben tener acceso a una educación de calidad, que contemple la educación sexual integral.

Para Mario Gómez, director de la Fundación Restrepo Barco, no hay una receta única, pero coincide en que elementos como el acceso pleno a la educación, en todas sus manifestaciones, genera cambios importantes en la cultura.

Comienza la celebración

Las niñas serán las protagonistas

Aunque el Día Internacional de la Niña es el sábado, a partir de hoy se empieza a conmemorar en el país. Entre las 8 y las 10 a. m., niñas líderes de varias regiones serán las protagonistas del conversatorio ‘Las niñas tienen la palabra’, que tendrá lugar en el Capitolio.

Al mismo tiempo habrá una exposición fotográfica en el ‘lobby’ del edificio nuevo del Congreso de la República. Y el sábado 11, a las 6 de la tarde, la Torre Colpatria se iluminará de rosado, en una jornada que en el mundo se conoce como ‘pinkification’. A esta se suman varias capitales.

El artículo puede consultarse dando CLICK AQUÍ

Última modificación: 8 de octubre de 2014 a las 21:34